El último muscle car de Ford está triunfando en mercados como el nuestro pero consciente de las exigencias de su categoría, regresa a escena con argumentos renovados. Ya saben, evolucionar o morir.

 

Resultado de imagen para ford mustang 2018

 

Este otoño tuvimos el honor de desvelar las primeras imágenes del Ford Mustang 2018, nuestros espías 'cazaron' a la variante GT en plena fase de pruebas y ahora hemos entendido todo. Aunque el rediseño afecta a toda la gama, es este V8 de 5.0 litros, el Mustang con 'sabor' más americano, el que ha recibido el mayor número de reformas.

A primera vista, el restilizado Mustang es perfectamente reconocible gracias a su 'morro' más afilado, que esconde ligeramente unos faros más horizontales y con iluminación distinta, aunque en este frontal también resaltan otros detalles como las entradas de aire del capó o el nuevo faldón delantero. En cambio, la zaga resulta más continuista y aunque los pilotos también han sido modificados, siguen estando compuestos por tres bandas verticales y tan sólo los nuevos escapes dobles, ubicados uno a cada extremo llaman la atención aunque como te decimos, están reservados para la versión V8. Por último, el alerón posterior y el color Orange Fury de las imágenes, también inédito, añaden un extra de distinción a la gama.

Los escapes dobles del Mustang 2018 estrenan un sistema que permite regular su sonoridad.

En el interior, lo más llamativo es el cuadro de mandos digital de 12 pulgadas, que ofrece al conductor la posibilidad de elegir entre diferentes vistas e incluso personanilazarlas, modificando el color, la luminosidad y otros valores. Pero seguramente lo más interesante para el conductor es que ahora dispone de más información, pudiendo ver de un vistazo la velocidad, las revoluciones del motor, la marcha engranada, el nivel de combustible, la temperatura del motor y hasta un cronómetro capaz de registrar nuestros tiempos por vuelta en el circuito.

De la misma manera, los diferentes botones de la consola central han sido reemplazados por otros de mejor aspecto y mayor funcionalidad y el equipamiento se ha reforzado con la llegada del software SYNC Connect 3.0 localizar el vehículo o controlarlo a control remoto desde un smartphone asociado. En materia de seguridad, nos asiste ahora un control de velocidad crucero adaptativo, un sistema de frenado de emergencia en ciudad o un avisador de cambio de carril involuntario.

Aunque de momento conocemos pocos detalles técnicos sobre la reforma, lo más sustancial es la adopción de un nuevo cambio automático por convertidor de par de 10 velocidades y ajuste deportivo para este Mustang GT 2018 que veis en imagen y cuya potencia rondará los 450 caballos. Además, el 2.3 Ecoboost se situará en torno a los 350 caballos –como en el Focus RS–, mientras que el V8 modificará su sistema de inyección combinando directa e indirecta para mejorar igualmente su funcionamiento. En cualquier caso, algunos agradecerán todavía más la llegada de unos amortiguadores MagneRide que prometen mejorar el dinamismo del Mustang notablemente.