Blogia
BEISBOL 007

Cabrera y Ortiz, amigos y rivales

37040_10202055394644930_607909423_n.jpg

BOSTON — Miguel Cabrera y David Ortiz, dos de los beisbolistas latinoamericanos más importantes de los últimos tiempos, son dos grandes amigos que finalmente se enfrentan en una serie de postemporada. Pero cuando está en juego un boleto a la Serie Mundial, incluso una buena amistad pasa a un segundo plano.

Cabrera y Ortiz mostraron sin reservas su aprecio por el otro antes del primer lanzamiento de la Serie de Campeonato de la Liga Americana entre Tigres de Detroit y Medias Rojas de Boston, que arrancó el sábado en Fenway Park.

“Big Papi es un gran amigo mío, siempre nos estamos deseando cosas buenas mutuamente, pero cuando entramos al terreno de juego, se nos olvida eso y comenzamos una batalla”, dijo Cabrera. “Miguel es un buen amigo mío y es tan bueno como pelotero que no quiero verlo irse sin ganar otro campeonato”, dijo Ortiz. “Quiero que gane su anillo en Detroit, pero ahora que nuestros equipos se están enfrentando, quiero que lo gane en otra ocasión”, dijo Ortiz antes de soltar una de sus famosas carcajadas.

Mientras Cabrera es el indisputado mejor bateador de la actualidad, Ortiz es el indisputado mejor bateador designado de todos los tiempos. Cabrera tiene tres cetros de bateo consecutivos y por segundo año al hilo es el principal candidato al Jugador Más Valioso. En el 2013, Ortiz se metió al club de bateadores con 2 mil hits, 400 jonrones y 1,400 impulsadas, integrado por 39 jugadores, incluyendo otros dos activos.

Pero donde Ortiz tiene ventaja ante Cabrera es en la cosecha de anillos –dos a uno– y la Serie de Campeonato significa el penúltimo escalón para que el dominicano tenga la oportunidad de despegarse en el marcador o que el venezolano empate.

Boston, que ha tenido 21 participaciones en playoffs, ganó siete de 11 apariciones en la Serie Mundial, incluyendo en 2004 y 2007 con Ortiz en su alineación. Detroit, que ha avanzado 15 veces a la postemporada, tiene cuatro anillos en 11 visitas al Clásico de Otoño, pero no gana desde 1984, cuando Cabrera tenía un año de edad.

“Mucha gente piensa que uno juega por dinero, pero esa solamente es una de las razones en la ecuación”, dijo Cabrera, quien fue campeón con los Marlins de Florida en el 2003, su primer año en Grandes Ligas.

“La realidad es que uno juega para ganar campeonatos, es la razón principal de todo. Luego de ganar en mi primer año pensé que sería rutinario disfrutra eso, pero con el tiempo me he dado cuenta lo difícil que es lograrlo”, dijo Cabrera, cuyos Tigres fueron barridos por los Gigantes de San Francisco en la Serie Mundial del año pasado.

Dependiendo quien gane entre Detroit y Boston, Cabrera u Ortiz serán muy felices, pero sin importar cual salga airoso, el perdedor tendrá el consuelo de la felicidad del amigo.

“Quiero que ganemos nosotros”, dijo Ortiz antes de volver a reir. “En serio, Cabrera es uno de mis grandes colegas y amigos en el béisbol”, agregó.

“Tenemos una buena amistad, siempre estamos hablando, no necesariamente de pelota”, dijo Cabrera. “Lo importante es que [el béisbol] es un juego sano y podemos competir y seguir siendo amigos”, dijo Cabrera.

DENTRO DE LA SERIE

Duelo del domingo: En el segundo partido de la Serie de Campeonato, Detroit mandará al montículo al derecho Max Scherzer, un ganador de 21 partidos y gran favorito al Premio Cy Young de la Liga Americana. El derecho clay Buchhoz, quien apenas perdió una de sus 16 salidas en la temporada, abrirá por Boston. Buchholz (12-1, 1.74) estaba comandando la carrera por el Cy Young cuando se lastimó el cuello el 8 de junio y perdió tres meses de acción.

Importancia del primero: Desde que se creó la Serie de Campeonato de la Liga Americana en 1969, el 63% (27 de 43) de los equipos que ganaron el primer juego han terminando avanzando a la Serie Mundial. Desde que comenzó el formato de siete juegos en 1985, 15 de 27 (56%) que ganó el primer partido avanzó al Clásico de Otoño.

¿Nueva tendencia?: En siete de las últimas 13 series finales del joven circuito, el equipo que perdió el primer encuentro, fue el ganador del playoff. Detroit barrió a los Yankees de Nueva York el año pasado y en el anterior perdió el primer juego y la serie ante losVigilantes de Texas.

Juntos, pero no revueltos: Los Tigres y los Medias Rojas se enfrentan por primera vez en una serie de playoffs, pero eso no significa que sean nuevos en estas etapas de la temporada de Grandes Ligas. Entre Detroit (15) y Boston (22) suman 37 participaciones en postemporada (51 series en total entre los dos antes del 2013) y uno de los dos ha jugado en las eliminatorias de la Liga Americana en 10 de los últimos 11 años.

ENRIQUE ROJAS / ESPN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres