Blogia
BEISBOL 007

Muere Lauren Bacall, una leyenda de la época dorada de Hollywood

Lauren Bacall

 

Cuando Hollywood todavía se estaba recuperando de la noticia de la muerte del actor estadounidense Robin Williams, se conoció la noticia de que Lauren Bacall, una de las últimas leyendas vivas de la época dorada de la meca del cine, había fallecido a los 89 años en su residencia de Nueva York.

"Con gran pesar pero con una enorme gratitud por una vida maravillosa, confirmamos la muerte de Lauren Bacall", informaron este martes los familiares de la actriz en un mensaje publicado en las redes sociales.

 

A Bacall no sólo se la recordará por sus grandes dotes interpretativas y por su físico impresionante del que sobresalían su hipnotizante mirada y su sensual voz, sino también por haber formado junto al mítico Humphrey Bogart una de las parejas más recordadas de Hollywood, tanto dentro como fuera de la gran pantalla.

Ambos se conocieron en 1944 durante el rodaje de "Tener y no tener", de Howard Hawks, y contrajeron matrimonio un año después, formando una unión de la que nacerían dos hijos y que sólo se disolvería en 1957 con la muerte repentina por cáncer de Bogart, una pérdida de la que Bacall tardaría años en recuperarse.

¿Sabes silbar?

Nacida en el barrio neoyorkino del Bronx en 1924 bajo el nombre de Betty Joan Perske, el debut en el cine de Lauren Bacall, quien de adolescente había trabajado como modelo, se produjo cuando tenía 19 años precisamente en "Tener y no tener".

 

Ese filme contiene la inolvidable escena en la que la actriz, con su grave tono de voz, flirtea con Bogart, quien entonces tenía 44 años, diciéndole: "¿Sabes cómo silbar? ¿No es así Steve? Juntas los labios y soplas".

En los años siguientes Bacall apareció en otras tres películas junto a su esposo -"The Big Sleep" (1946), "Dark Passage" (1947) y "Key Largo"(1948)- al tiempo que la pareja se mantuvo activa en el plano político oponiéndose a la caza de brujas del Comité de Actividades Antinorteamericanas.

En 1953 Bacall trabajó junto a Marilyn Monroe y Betty Grable en "How to Marry a Millionarie" y en en 1954 desplegó en "Woman’s World" todo su glamur y sofisticación.

Humphrey Bogart la dejó viuda en 1957 con solo 32 años. Tras un sonado romance con Frank Sinatra se casó con Jason Robards Jr., con quien tuvo un hijo y del que se divorció en 1969 por los problemas de este con el alcohol.

Con el tiempo Lauren Bacall se refugió en su Nueva York natal y, mientras hacía papeles secundarios en el cine y la televisión, enfocó en su carrera en los escenarios de Broadway, logrando dos premios Tony por los musicales "Applause" (1970) y "Woman of the Year" (1981).

Sorpresa

 

No fue hasta 1997 que Bacall fue nominada al Oscar por primera vez gracias a la película "The Mirror Has Two Faces", dirigida por la también actriz Barbra Streisand.

Todo el mundo daba por hecho que se llevaría la estatuilla aunque finalmente, y para sorpresa de todos los asistentes a la ceremonia, fue la francesa Juliette Binoche quien logró el galardón.

La Academia de Hollywood finalmente le otorgó a Bacall un Oscar honorario en 2009 en reconocimiento a toda su carrera y por haber formado parte de una de las épocas doradas de la meca del cine.

En los últimos años la intérprete de origen judío apareció en papeles secundarios en películas destacadas como "Dogville" (2003) y "Manderlay" (2005), de Lars Von Trier, y "Birth" (2005), de Jonathan Glazer.

"Hemos perdido a un miembro de la realeza de Hollywood. Una de las últimas grandes estrellas. Una gran actriz de cine y teatro con una presencia irrepetible", asegura la veterana periodista estadounidense Jeanne Wolf, quien tuvo la oportunidad de conocer a Bacall en persona.

"Era única por su visceralidad. Por su voz grave y su gran estilo a la hora de vestir y de comportarse. En la gran pantalla podía parecer muy segura de si misma y distante pero no era así para nada. Era una persona muy divertida e interesante", señala Wolf en conversación con BBC Mundo.

"Siempre se la recordará por 'Tener o no tener'. La química que tenía en esa película con Humphrey Bogart es única y no hay duda de que la escena en la que le pregunta a Bogart si sabe silbar es una de las más recordadas de la historia del cine".

"Bogart y Bacall formaban la pareja más excitante de su época. Todo Hollywood giraba alrededor de ellos. Trabajaron con lo mejores directores e hicieron grandes películas y desgraciadamente él murió antes de tiempo", asegura Wolf.

Cerca de medio siglo después de la desaparición de Humphrey Bogart, Lauren Bacall se le ha unido en el panteón de los más grandes de la historia del celuloide.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres