Blogia
BEISBOL 007

Anémico bateo el de Yankees

La estadística más sorprendente de la temporada 2014 de los Yankees de Nueva York no es que el equipo haya perdido a cinco abridores por lesión, ni utilizado un récord de 31 lanzadores distintos o que Derek Jeter e Ichiro Suzuki cuenten con una suma global de 6,266 hits de por vida.La estadística más chocante es que los “Bombarderos” han sido limitados a tres carreras o menos 62 veces esta temporada. En dichos partidos, los Yankees han ganado 17 y perdido 45.

Efectivamente, 45 de las 63 derrotas neoyorquinas a estas alturas de la campaña han sido porque una de las ofensivas más costosas en Grandes Ligas ha fallado en producir como esperado.

Claro que podemos hablar de la diezmada rotación de los Yankees.

De que perdieron a Iván Nova y a CC Sabathia por la mayoría de la campaña, queMichael

8296782.jpg

Pineda estuvo fuera tres meses, que el abridor de reemplazo David Phelps también se lesionó, y de que se gastaron $155 millones en un as japonés que podría estar fuera año y medio de tener que someterse a Tommy John.

Pero la ironía es que el picheo de los Yankees ha sido lo más favorable que han tenido esta temporada. El promedio de efectividad de 3.84 del cuerpo de lanzadores es sólo superado por los Orioles de Baltimore en el Este, aunque se ubique en el medio de la tabla, como octavo en la Liga Americana.

La ofensiva es otra historia.

El equipo tiene un promedio global de .250 y los Yankees actualmente no tienen a ningún jugador titular bateando para .300 o más.

El único titular de los Yankees entre los mejores 50 bateadores de Grandes Ligas es Jacoby Ellsbury; el jardinero central se ubica número 42 en promedio de bateo con .285.

El único jugador neoyorquino con mejor promedio es Suzuki (con .288), quien ha estado limitado en su rol como jugador de reemplazo en los jardines y emergente.

La nómina neoyorquina el Día Inaugural 2014 fue de $197,230,609 millones.

Una cuarta parte de ese salario aproximado de $200 millones de dólares les corresponde a tres jugadores: Carlos Beltrán (.245), Brian McCann (.236) y Mark Teixeira (.229), quienes se combinan para devengar casi $55 millones de dólares.

Los tres, considerados bateadores “de poder” han tenido pésimas temporadas ofensivas. En el caso de Beltrán y Teixeira aquejados por complicaciones de lesiones, y el receptor McCann sin haberse adaptado en lo absoluto a un cambio de liga.

Si utilizamos como comparación a los líderes divisionales Orioles, estos han conectado un total de 1,173 hits, 170 cuadrangulares, con 573 carreras anotadas y 542 impulsadas. Los Yankees han bateado 44 hits menos (1,129), con una abismal diferencia de 50 jonrones (120), 47 carreras anotadas (526) y 49 RBI (493).

Si contrastamos bates de poder, los jardineros de los Orioles Adam Jones yNelson Cruz y el primera base Chris Davis se han combinado para 229 carreras impulsadas. Beltrán, McCann y Teixeira tienen una suma global de 174.

Los Yankees cuentan un solo jugador con 20 cuadrangulares o más, Teixeira. Aunque ninguno está bateando sobre .300, los Orioles tienen a tres, al líder de Grandes Ligas Cruz (34), Jones (24) y Davis (23).

Me parece que no hay que ir muy lejos para buscar la respuesta del porqué los Yankees se han tenido que conformar con estar sólo en la pelea por el segundo comodín. Anotar dos carreras por partido ha sido prácticamente el clavo en el ataúd de su temporada.

Al fin y al cabo, no vale de mucho haber firmado al Sr. Octubre para hacerle compañía al Sr. Noviembre, si la temporada termina el 28 de septiembre.

Marly Rivera / ESPN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres