Blogia
BEISBOL 007

El SS Trammell y Cooperstown

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).

“Estas columnas no son para que las leas simplemente, también para que las disfrutes al máximo”… J.V.-

-o-o-o-o-o-

Desde Detroit, me llamó ayer el joven compañero periodista de la Baseball Writers Associaton of Américan (BBWAA), Sid Bruney, quien apenas está en su segundo año de elector para el Hall de la Fama de Cooperstown.

“¿Vas votar por Allan Trammell?” preguntó.

“No. No lo haré”, le respondí.

“¡Óyeme! fue un buen shortstop, excelente, y con Lou Witaker, la mejor combinación de doubleplays de su época. Trammell fue líder de los Tigres, equipo ganador de la Serie Mundial de 1968 sobre los Cardenales. Y bateaba bien para promedio, igual que con poder, además de correr las bases mejor que muchos”.

“Muy buen pelotero, amigo Sid, pero no fuera de serie en mi opinión. No lo creo merecedor de un nicho en Cooperstown. Imagínate, éste es su año 14 en la planilla de votación, en la elección pasada apenas logró el 20.8%, y necesitaba el 75% para ser elegido.

Sid es de los más jóvenes entre los electores, con 32 años de edad, buen periodista. Pero su infancia y adolescencia transcurrió oyendo y leyendo acerca de Alan Trammell. Y hubo tres años, 2003, 2004 y 2005, cuando en Detroit se magnificó todo a su alrededor, porque dirigía el equipo, y era lo lógico. Él está obsesionado, cegado por lo que dicen y publican, pero nunca vio jugar a Alan Trammell.

Eso ocurre a menudo. Y por eso la BBWAA trata de que votemos mayoría de veteranos, que sí vimos y vivimos en los palcos de la prensa lo que los bigleaguers hacían o no hacían en el terreno.

Votar para el Hall de la Fama es una inmensa responsabilidad. No solo se decide quiénes han de perdurar en el museo para siempre, también cada elector se encuentra con una labor tremenda ante la historia y ante la posibilidad de equivocarse.

Por eso es tan importante como necesario, el intenso trabajo de preparación a que nos someten cuando aparecemos como posibles nuevos responsables de la elección. Y desde luego un privilegio ganar el derecho a votar.

RETAZOS.- ** Así como no he votado ni votaré por Trammell, tampoco voté jamás por Barry Larkin. Elevado en 2012. ¡¿Cómo elevar a Larkin y no a David Concepción?!… ¡Pregunto yo, ¿no?!… ** Interesante que el Embajador de Japón en México, Akira Yamada, visitara al presidente de la Liga Mexicana de Verano, Plinio Escalante, interesado en saber más de la pelota local. Las Ligas niponas, Central y del Pacífico, pueden aportar mucho a nuestro beisbol, igual que en Japón podrían beneficiarse del de México, Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Panamá, Nicaragua y Venezuela… ** Ejecutivos de los Gigantes insisten en que hubieran igualado la oferta de los Medias Rojas a Pablo Sandoval (95 millones por cinco años y 18 millones por la opción de 2020), puesto que ya habían ofrecido los mismos 95 millones hasta 2019. Creen ellos que Sandoval quería irse a Boston de todas maneras…

Ahora en juanvene.com, el archivo de estas columnas y mucho más.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres