Blogia
BEISBOL 007

Guerra mexicana en L.A.: Santa Cruz vence a Abner Mares

Una pelea que no dejó lugar para ninguna queja fue la que dieron Mares y Santa Cruz en una función de Premier Boxing Champions que fue transmitida en Estados Unidos por ESPN. Los dos púgiles que residen en California pusieron de pie al Staples Center al final de cada round para darles una ovación más que merecida.

Al sonar la campana de inicio Abner Mares salió, contrariamente a cualquier predicción y al permiso de su esquina, directamente a forzar la pelea con Santa Cruz en la corta distancia. Abrazándolo, poniéndole la cabeza en la barbilla, utilizando su hombro izquierdo para crear espacio y tirar golpes, en un movimiento que sorprendió a su adversario durante el primer round.

Por un momento era como si los roles hubieran cambiado y era Mares quien iba implacable hacia al enfrente a ensuciar la pelea, enfrascarse en el clinch, golpear al cuerpo; mientras Santa Cruz era quien trataba de evitar los amarres y el forcejeo, aunque los peligrosos intercambios en corto que duraban segundos eran inevitables.

Al terminar el primer round José Santa Cruz, entrenador y padre de Leo, le dio indicaciones de que cuando estuviera encerrado le diera la vuelta a su rival, y que para el quinto round “ese bato” iba a estar acabado. Maresrecibía la desaprobación de su esquina en donde le avisaban que no les gustaba esa pelea, que usara su jab y los pasos laterales.

Pelear a distancia, sin embargo, nunca funcionó para Abner Mares, quien permaneció la mayor parte de la pelea aprisionado dentro del rango de Santa Cruz, que esta vez mostró habilidades inéditas en su reportorio: mantuvo la calma, ustilizó bien el jab, conectando el uno dos, haciendo pasos laterales. Y no solamente fue hacia al frente a buscar pelea.

En el tercer round ambos sufrieron cortes en la ceja producto de un  cabezazo. Y en el quinto Santa Cruz conectó una combinación uno-dos que trastabilló a Mares, quien pareció conectar un par de golpes bajos para librar el round. En el octavo Santa Cruz volvió a conectar un violento golpe sobre su rival, en esta ocasión en forma de upper, que para esa instancia era un reflejo del dominio que ejercía el michoacano sobre el ring.

Abner Mares intentó boxear la segunda de la parte de la pelea, pero Santa Cruz mostró venir bien preparado para sacarle provecho a su largo alcance, y así corrieron los entretenidos rounds que finalmente se convirtieron en un resultado a su favor con tarjetas de: 114-114, 117-111 y 117-111.

Los dos boxeadores dejaron abierta la posibilidad de una revancha. Mientras que Santa Cruz dijo que quería una pelea grande, Abner Mares declaró en el micrófono que la pelea le había parecido cerrada, haciendo él lo justo para llevarse la victoria en una noche de boxeo azteca y música mexicana sonando en el Staples Center. Con estoSanta Cruz elevó su record invicto a 31 victorias –con 17 nocauts– más un empate, y ganó el súper campeonato  mundial de la AMB peso pluma, y el cinturón de diamantes del CMB. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres