Blogia
BEISBOL 007

El peso de la ausencia: Santa Cruz entrena sin su padre, quien padece cáncer

 

 

Hace un poco más de un mes, Leo Santa Cruz reveló que su padre fue diagnosticado con cáncer. José Santa Cruztiene 56 años, le detectaron un mieloma en etapa 3, un tipo de cáncer en la espina dorsal que requiere de quimioterapia y cirugía.

Leo declaró en una plática con el periodista Lance Pugmire del LA Times, que la reacción de su padre al enterarse de su padecimiento fue más bien -contraria a la de su familia- tajante y carente de drama. "No es nada, no me asusta. Lo voy a vencer."

José tuvo un breve paso en el boxeo en un gimnasio en México, pero antes de dejar el país se prometió que convertiría a uno de sus cuatro hijos en campeón del mundo. Después de que AntonioArmandoRoberto y Joséno alcanzaran a cumplir dicha expectativa. Aquella esperanza se llenó de realidad, reconocimiento y buen dinero con Leo, el menor de todos.

Los días de José en California transcurrían como el de cualquier migrante: en trabajos de pintura, o cocina, algo de construcción. Pero terminaban con él en el gimnasio de boxeo instruyendo a sus hijos.

Como a cualquier joven al que se le exige un rendimiento deportivo que se acerque a la excelencia, Leo nunca le gustó el trato de su padre en los entrenamientos, aunque llegó a comprender más tarde que los regaños muchas veces eran con intenciones de mejorar.

"La forma en la que me dice las cosas me molesta", aceptó Leo en la charla con Pugmire. "Pero es por mi propio bien. Ahora no está grtiando, tiene que estar libre de tensión. No viene al gimnasio porque si viene se va a estresar y necesita descanso."

Leo y su padre están viviendo juntos en una casa de Habra Heights, California. Y la preparación que está haciendo el menor de los Santa Cruz es para otra prueba más en su carrera.

A los 27 años ya ha ganado títulos en tres divisiones y ahora Leo defenderá su cinturón de peso pluma AMB anteCarl Frampton el 30 de julio en el Barclays Center de Nueva York. Seguramente cuando a Leo le avisaron de la pelea el pensamiento era de ganar o ganar, pero ahora ese pensamiento se ha transformado un poco y la mejor de las victorias para Leo sería que su padre estuviera en condiciones para acompañarlo ese día, algo que los doctores no descartan.

José Santa Cruz comenzó su quimioterapia el 9 de mayo, un tratamiento que debe durar aproximadamente 45 días. Después vendrá la cirugía en la espina dorsal y posteriormente la ansiada recuperación.

"Él es mi mundo, siempre ha estado a mi lado desde que era pequeño. No me puedo imaginar el no tenerlo conmigo", expresó Leo  en la misma entrevista ya referida. "Es algo que no podría manejar. El ver todo lo que ha pasado para llegar a este punto, todo lo que ha sufrido, nosotros queremos disfrutar todo por lo que ha hecho hasta este punto."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres