Blogia
BEISBOL 007

Adrien Broner, ¿bueno o malo para la industria del boxeo?

Adrien Broner

 

POR PAUL WALSH

Ya que se asentó la polvareda del triunfo por decisión dividida del hoy tricampeón mundial Adrien Broner sobre Paulie Malignaggi, no puedo más que incomodarme. Lo que debió haber sido un cambio de poderes en el boxeo, en realidad me dejó con un sabor amargo.

Sé que la controversia vende, pero los exabruptos de ambos peleadores (principalmente de Broner), solo ponen al boxeo bajo un mal reflector. Después de la pelea esperaba que ambos peleadores dejaran sus diferencias de lado y mostraran algo de respeto mutuo abrazándose, pero Broner tenía otras ideas en la cabeza. Siguió faltándole el respeto a Malignaggi en la entrevista sobre el ring posterior al combate. Cuando le preguntaron si se arrepentía de sus acciones para calentar la pelea contestó que “negativo, ahora tengo su cinturón y su mujer”, un comentario que incendió a Malignaggi. Y de hecho, la cosa no terminó ahí, pues las ofensas siguieron en la conferencia de prensa oficial lo que llevó a que Malignaggi amenazara a un miembro del equipo de Broner y tuvo que ser escoltado hacia afuera del lugar. Malignaggi ha estado extremadamente callado desde la pelea, lo que es inusual y en sí mismo es una pérdida para el deporte. Pudimos ver en la entrevista sobre el ring después de la pelea lo mucho que esto significaba para él, y que se lo hayan quitado de la forma en que ocurrió, me hace sentir lástima por él, y algo decepcionado del boxeo.

Broner, por el otro lado, está en ascenso y para él es solo un peldaño más en la escalera para hacerse de un legado en este deporte. Broner podrá no ser del agrado de todos, pero una cosa que no se puede negar es que es un excelente boxeador. Sin embargo, la pregunta prevalece: “¿Es bueno para el boxeo?” Para mí, esta solía ser una pregunta fácil de responder, pero ahora no estoy tan seguro. Conforme su carrera progresa y su cuenta bancaria se engrosa, veo que su comportamiento solo se vuelve cada vez de peor gusto y cada vez más irrespetuoso. Yo no quiero que el boxeo sea visto así. Cierto, genera interés, pero no por las razones correctas. Broner no está en el mismo nivel que su ídolo Floyd Mayweather, y por lo mismo no se sale con la suya al comportarse de esa manera. Tiene que hacer mucho más en el boxeo antes de poder presumir esta mentalidad, de otra manera nunca será realmente respetado por los aficionados al boxeo. Mayweather ha generado cierto nivel de respeto por cumplir con lo que promete y por seguir su lema de “trabajo duro y dedicación”.

Este es un buen momento para que Broner escuche a su “hermano mayor” y siga sus consejos, pues de otra manera fácilmente podría quedar relegado porque este es un negocio en donde no existen los atajos.

Pero lo que sí es seguro es que Broner llegó para quedarse, por ahora, ya sea que lo amen o lo odien, es mejor que se vayan acostumbrando a él.

0 comentarios