Blogia
BEISBOL 007

Fororo: un maíz de moreno cuerpo

Más allá de los atoles, esta harina puede enriquecer algunas recetas en las que se necesite el cereal, aportándole un sabor especial

por CARMEN ISABEL MARACARA  |
Presente en las mesas venezolana de antaño, el fororo, harina de maíz tostada, constituye un sano brebaje que frío o caliente, puede alentar constituciones débiles –según la tradición-, nutrir a los más pequeños –gracias también a la adición de leche-, o servir de plato único y sencillo para el desayuno o la cena.

Aunque las nuevas generaciones lo desconozcan y muchas personas lo den por desaparecido de los anaqueles, lo cierto es que esta versión del grano de oro, venerado por las culturas americanas, se fabrica en el país, bajo la marca de La Lucha, empresa radicada en Los Teques, la que también elabora el gofio canario.

El fororo se expende en dos versiones, con y sin azúcar. En tierras andinas venezolanas, se expende la harina de siete granos, una versión también tostada y mucho más nutritiva, ya que contiene también proteínicos granos o legumbres como arvejas, por ejemplo.

Una milagrosa pócima caliente
Según la tradición oral de los municipios Puerto Cabello y Juan José Mora, recogida en el libro Patrimonio Cultural, editado por el IPC, la preparación líquida requiere poco tiempo e ingredientes y es un alimento característico de nuestra nacionalidad.

Indica el texto,que se prepara con cinco cucharadas de harina de fororo, ocho cucharadas de leche en polvo batida en un litro de agua, cuatro cucharadas de azúcar y dos trozos de canela. Se hierven dos  tazas de agua con canela y cuatro cucharadas de leche; aparte se disuelve el fororo con cuatro cucharadas de leche en polvo en dos tazas de agua y azúcar. Para finalizar, se unen ambas mezclas y se dejan hervir hasta que espese.  Algunas personas prefieren colocar papelón en vez de azúcar, con lo que gana en sabor y un puntico de sal.

En la niñez de muchos venezolanos, bastaba también mezclar un poco de fororo con azúcar y comerse la harina como una golosina, que entintaba de tono moreno las mejillas de quien se decantaba por este manjar sencillo.

El pan de horno, que hace tiempo no se consigue fácilmente, salvo en algunos mercados tradicionales, se puede realizar con fororo – ya que la harina de maíz cariaco tostado, el ingrediente original, es mucho más difícil de conseguir- y se le agrega manteca, papelón, pimienta guayabita, clavo de olor y anís dulce. También hay quien versiona la torta Bejarana, que se elaboraba con pan de horno triturado y le añade en sustitución fororo, como propone el chef venezolano Carlos Izaguirre, especialista en comidas de tradición venezolana para servicio de catering (www.chefcarlosaguirre.blogspot.com).

Hoy día, en muchas recetas de tradición, el fororo se puede incorporar, así como también enriquecer nuevas propuestas en las que el toque del cereal tostado, otorgue un sabor distintivo.

Otras versiones en cocina creativa
En el blog bienmesabe1.blogspot.com, se ofrece un pan de maíz, al que en vez de integrarle la harina de maíz amarillo, que lleva la receta para realizar el Cornbread, tradicional en los Estados Unidos, se le coloca fororo.

Para preparar un pan cuadrado de aproximadamente 20 cm, se requiere una taza y media de harina de trigo, una taza de fororo, dos cucharaditas de polvo de hornear, un cuarto de taza de azúcar morena (o papelón rallado), un cuarto de taza de granos de maíz de lata o congelados, una taza de suero de leche, dos huevos, 115 gramos de mantequilla derretida y enfriada, una taza de suero de leche.

Precaliente el horno, engrase y enharine el molde. En un envase, coloque la harina de trigo, el fororo y el polvo de hornear. Mezcle y reserve. Licúe el azúcar con los granos de maíz y el suero; bata unos diez segundos, agregue los huevos y siga batiendo unos cinco segundos más. Coloque los ingredientes líquidos en el centro de los ingredientes secos, mezcle con una espátula y agregue la mantequilla derretida, hasta integrar todo. Coloque la mezcla en el molde e introduzca en el horno previamente calentado a 250 grados centígrados durante aproximadamente 40 minutos o hasta que el pan esté dorado y bien cocido por dentro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres