Blogia
BEISBOL 007

¿POR QUÉ ES CRAWFORD EL MEJOR LIGHTWEIGHT?

 

Por Andrés Pascual

Terrence Crawford le ganó limpiamente al cubano Yuriorkis Gamboa por nocao, del 5to en adelante agarró el timón, le puso el pie al acelerador, tiro al antillano 4 veces y frenó a los 53 del 9no, cuando el referí decidió que el oriental no tenía algo más que hacer, sino caerse una y otra vez hasta que, definitivamente, no pudiera levantarse.

Se lee y escucha con mucha frecuencia, por el poco tino del comentarista de esta época o por el compromiso oscuro que contrae con los promotores y los managers, que un boxeador sea catalogado lo mejor libra por libra hasta que un retirado llegue, gane un pleito y cambie la imaginaria corona de testa, sin tener en cuenta que no se comentó sobre qué factores provocaron la perdida del lugar de honor de alguien que ni enfrentó al nuevo mega-peleador que exhibirá el trofeo simbólico malhabido, ni hubiera perdido una batalla para desconsiderarlo así.

Bien, Crawford le ganó a Gamboa, sin embargo, a pesar de que es un peleador inteligente, cuya estatura y alcance supera ampliamente la del promedio en las 135 libras, el exceso de comentarios ultra-favorables al de Omaha es ridículo, porque nunca antes de este pleito con el cubano lo manejaron ni cercano a como hacen ahora: lo mejor en lightweights, Y ESTA QUE ACABA DE GANAR LA OBTUVO CONTRA UN PUGILISTA QUE BOXEÓ EN FRANCA Y ABIERTA DESVENTAJA, a pesar de que dominó los primeros 4 asaltos.

Yo no me opongo al calificativo, sino critico el silencio evasivo que, para no comprometerse con la derrota, asumió una crónica que deja mucho que desear, que incluso tuvo al cubano mejor posicionado para ganar que al americano.

Crawford ganó porque es mejor en una división que Gamboa no puede llenar, porque sus armas para el boxeo no son suficientes como peso ligero, una vez que pierde la pegada y no puede resistir la opositora, además, porque el perdedor estuvo un año fuera del ring oficial y eso, muchas veces, hace estragos cuando se ataca otro peso en la resistencia después del 6to round.

Todos esos poquitos provocaron que el cubano perdiera su invicto, pero creo que no son suficientes para considerar lo mejor en lightweight al campeón, tomando en cuenta que, en un gesto de valor de primera línea, Gamboa ripostó desde la candela y puso en mal estado y absoluta y urgente marcha atrás a Crawford ¿Por qué no lo derribó? Porque ya no le quedaban fuerzas ni capacidad de pegada contra un peleador que podía asimilar lo que, hasta ahí, le tiró el cubano, que no debió moverse a esa división nunca ¿Qué pasará cuando Crawford enfrente a un natural bueno del peso?

Para considerar al victimario del cubano lo mejor de su división, es necesario verlo en un par de peleas más contra oponentes iguales o cercanos al oriental, que no hayan estado tanto tiempo alejados del ring y que se muevan motivados, no al borde de la frustración por la incógnita ante su futuro laboral en que ha vivido Yuriorkis por el acoso injusto y de ninguna ética de Bob Arum.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres