Blogia
BEISBOL 007

HAYMON NO ARRIESGA A SUS CAMPEONES

haymon con capucha

 

 

 

Por Andrés Pascual

El sitio Boxing Scene ha seguido la información, con respecto a la pelea Rigondeaux vs Santa Cruz, de forma populachera: “posible hoy, mentira, te mangué, era jugando”.

Considero que resulta frustrante para un cronista comentar como “fajador” hoy sobre “la posibilidad” de que se efectúe un pleito, mañana cambiar el “tren de pelea”, desorganizarlo todo, retroceder boxeando a la riposta y caer por nocao técnico a su credibilidad, porque tuvo que negar lo que afirmaba. En estos momentos, el nivel de la duda ante una pelea Rigo vs Santacruz, supera el que han fabricado para May jr vs Pacquiao por el “estira-encoge”.

Hubo un momento que pareció que Rigondeaux se encontraría con Leo Santa Cruz unificando fajas de las 122 libras; sin embargo, comentarios recientes, ha creado la “nebulosa” sobre si será posible alguna vez el combate. El propio mexico-americano se ha encargado de hacerle frente a la “chusma diligente” que, como yo, si me da la gana lo acuso de cobarde, aunque sé que ningún boxeador lo es, porque no decide nada en su entorno, salvo los muy pocos que han manejado sus propias carreras.

Hace algunos días ESPN, a partir de opiniones de sus cronistas en español, colocó al zurdo cubano en la cabecera de un survey sobre lo mejor libra por libra entre gladiadores hispanos, confieso que estoy completamente de acuerdo: ningún peleador de “nuestros lares” supera al oriental; pero, a cada rato me pregunto si existe animadversión contra Román González, que no está entre los 5 mejores L X L del mundo y detrás de Rigondeaux, en la decena de hispanos, por tres fajas en tres pesos y récord de 41-0, 35 KO’s ¿Injusticia, olvido malicioso o desconocimiento de la clase deportiva porque no pelea “en pesos atractivos? Este caso me recuerda el de Finito López en toda su extensión…

A partir de que la prensa especializada colocó en el pináculo al cubano, de que reconocen su clase superlativa como para que encabece al resto de peleadores seleccionados, entre los que hay buenos, muy buenos, estrellas y no dignos de la mención que recibieron en lugar de algún otro que supuestamente debió estar ahí ¿Cómo es posible que esa crónica “sabia e influyente”, no se vuelque a favor del campeón cubano, exigiendo la que se sabe que no quieren dar por miedo a que le gane a otros que se mantienen bien resguardados en el closet, porque el objetivo promotoril es mantener como monarcas a ciertos pugilistas sin el mínimo riesgo?

Si usted es capaz de concebir en Rigondeaux al mejor boxeador entre latinos, al modo mío de verlo, lo mejor libra por libra de cualquier confín del mundo, no es posible que calle y no exija, para el peso supergallo, el único pleito que vestiría de largo a la división hoy por hoy.

Santacruz dice que el pelearía con Rigo “ahora mismo”, pero salió a protegerse bajo la sombrilla de un promotor que, lo sabe todo el mundo, busca buenas peleas, buen dinero y malos contrarios, porque no está bendecido por Dios con esa virtud que llaman valor personal, porque no pone en riesgo la corona de sus monarcas.

Tal vez Leo no le tema al cubano, pero, como Haymon está literalmente “corregido en sus pantalones”, a los efectos de evadir el enfrentamiento, de huir porque la posibilidad de que le rompan “el hocico” a su ahijado es más segura que la salida del sol diariamente, con uno que se asuste, que olfatee lo que de verdad puede suceder si boxean, con uno como Haymon corriendo hasta que no le quede un hueco donde meterse, sobra.

Al Haymon (foto), el nuevo bandido del boxeo profesional (DESIGNADO POR “LOS TIEMPOS” PARA ENFRENTARSE AL PPV, ¿DEFENDIENDO? LA ESQUINA DE LA TV CABLE BÁSICO) sabe perfectamente que, cuando decida poner al americano contra el cubano, se quedará sin faja en los supergallos, si no al tiempo…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres