Blogia
BEISBOL 007

Lonnie, la mujer que es todo en la vida de Muhammad Alí

 

 

Lonnie Alí no se amilana por la forma en la que "el más grande" ha quedado tras una intensa batalla contra el Parkinson. A sus 72 años, Muhammad Alí ya no es aquel boxeador que volaba como mariposa y picaba como abeja. Su capacidad motriz ha mermado, pero no así el cariño de su esposa.

Ella sabe que la enfermedad ha provocado cambios en su esposo, como en cualquier persona que padece una enfermedad degenerativa. Sin embargo, afirma que Muhammad sabe muy bien cuál es su lugar en la historia. "Todavía tiene suficiente sentido de sí mismo y mantiene su dignidad".

 

Estas reflexiones son parte de una nota que apareció en la revista bimestral AARP Bulletin, órgano de difusión de esta asociación cuyo objetivo es atender las necesidades e intereses de personas mayores de 50 años, así como mostrar historias de vida que sean un motor para la sociedad.

Es por ello que escogieron a Lonnie, la cuidadora de Muhammad, una historia sobre el amor, el compañerismo y la devoción por los otros. "La vida de una pareja valiente, que junta las manos en una pelea difícil contra una enfermedad como el Parkinson", detalla la revista.

AARP reseña y muestra que, más allá de la fama y el dinero, la historia de Lonnie y Muhammad es igual a la que millones de cuidadores viven cada día: la culpa y la soledad, la alegría y la desesperación, la frustración y la ansiedad, y el desafío de aprender lo que Lonnie llama, una nueva normalidad".

Y en un punto de la entrevista, la mujer acepta que la relación cambia, a pesar del cariño o respeto que le tenga a quien padece la enfermedad. "Los pacientes no se mueven tanto, no son capaces de hacer cosas con usted como antes. Los medicamentos podrían afectar su capacidad cognitiva", afirma.

Lonnie da un consejo para todos aquellos que se convierten en cuidadores: "el mayor peligro potencial es que los cuidadores se deben resguardar de amargarse porque te sientes como si tu vida estuviera siendo robada. Además, no deben dejar que las personas que están siendo cuidadas se amarguen en el sentido de que se sientan culpables".

Comenta que Muhammad resultó afectado con la muerte de su madre y con el fallecimiento de su archirrival, Joe Frazier, pues tal vez en el deceso veía su propia mortalidad.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres