Blogia
BEISBOL 007

LA DEFENSA DE GENNADY GOLOVKIN AL DESCUBIERTO

Gennady Golovkin

 

De Gennady Golovkin sabíamos que es un gran pegador, que es un cazador frío y calculador que va rindiendo a su presa a base de una presión incesante. Pero nunca lo habíamos visto ante un rival con buena pegada, y que además, le metiera las manos con consistencia y poder. Es decir, nunca habíamos visto que Gennady Golovkin fuera realmente probado en su defensa. Y eso ocurrió el sábado pasado ante Curtis Stevens.

El kazajo enseñó otra vez su poder, y su actuación fue tan avasallante como nos tenía acostumbrados. Minó a su rival hasta rendirlo. Sin embargo, en materia defensiva, su actuación nos dejó elementos muy interesantes para analizar.

1. Cero cintura. Mucho se le ha comparado a Genaddy Golovkin con Julio César Chávez padre. Ambos son cazadores, ni boxeadores ni fajadores, sino cazadores, peleadores en persecución, siempre al acecho, que demuelen oponentes. Pero en defensa, Chávez tenía una gran lectura del rival y una excelente vivacidad de cintura que le permitían quitarse muchos golpes. Golovkin no, o al menos no lo demostró ante Stevens. Nunca vimos al kazajo moviendo la cintura, y por eso Stevens pudo meter una gran cantidad de manos fuertes y veloces al rostro de Golovkin. Según Compubox, en sus últimas cinco peleas, a Golovkin le habían conectado apenas el 19% de los golpes en promedio. Sin embargo, Curtis Stevens logró acertarle el 32%. Y en cuanto a golpes de poder, en las cinco peleas anteriores, le habían promediado un acierto del 27%, pero Stevens logró acertarle el 39% de los golpes de poder. Esta vez, la defensa de Golovkin quedó expuesta, como nunca lo había estado.

2. Mostró mandíbula. Como apuntaban las estadísticas de CompuBox ya referidas, la mandíbula de GGG fue probada por Stevens, y el kazajo resistió casi sin chistar. Cada que Stevens lograba conectar con poder a la mandíbula de Golovkin, el kazajo asimilaba un instante y regresaba a la brega, síntoma de que le dolió, pero no lo lastimó. Otra similitud esa con Julio César Chávez padre, que tenía una quijada granítica. Stevens tiene una buena pegada, pero habría que probarla con un rival de mayor pegada, o incluso, proyectar si resistiría candela en peso súper medio, que es una de las opciones que podría seguir en el mediano plazo.

3. No pudo con la velocidad. Golovkin recibió golpes por la velocidad de Stevens. Los mejores momentos del retador llegaron cuando se paró en el centro del ring, al inicio de la pelea, a esperar el ataque del kazajo, para contragolpearlo con poder y velocidad. Esa rapidez de manos, GGG nunca la vio llegar y es por eso que encajó tantos golpes. Como lo decíamos, eso en parte, se debe a que no ha desarrollado mejores reflejos o cintura. Hoy, Sergio “Maravilla” Martínez inspira dudas en su nivel, pero ante el Martínez de hace un año o dos, Golovkin habría sufrido por el pega y sal, y el contragolpeo que caracteriza a Martínez. Con ello, no decimos que Golovkin hubiera perdido, pero si hay un estilo que se le puede indigestar al kazajo es uno de velocidad y elusividad como el que caracterizó a Martínez.

 

En conclusión, Gennady Golovkin sigue siendo un fenómeno, pero hoy nos es un poco más humano. Mostró vulnerabilidades, huecos, pero la pregunta es si hay realmente alguien con el nivel y los recursos como para explotar esas vulnerabilidades. Uno podría ser Sergio Martínez si retoma su nivel, y solo para incomodar a Golovkin, quién sabe si le alcance al argentino para ganar, pues ya sabemos que no tiene mandíbula resistente. El otro candidato para incomodar de forma importante al kazajo es Andre Ward. Al tiempo.

 CÉSAR GONZÁLEZ GÓMEZ

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres