Blogia
BEISBOL 007

Los 5 peleadores “revelación” del 2013

 

El 2013 nos dejó nuevas estrellas sobre el cuadrilátero. Peleadores que iniciaron el calendario como meros aspirantes, formados en la fila, sin grandes bolsas, principalmente sin cinturones y sin un nombre para presumir. Pero terminaron el 2013 con todo eso y más.

Esos son peleadores que hemos llamado “revelación”. Que tenían el talento, pero no tenían el estrellato. Hoy, las peleas del 2013 los confirmaron como nuevas estrellas de los encordados.

1. Mikey Garcia. Cuando arrancó el 2013, Mikey García era conocido por ser el hermano de menor de Robert y por ser una promesa que podía hacer ruido en la división pluma, pero el méxico –americano demostró un vuelo mucho mayor a eso en este calendario.

Rápido entró en acción en 2013, pues el mismo 19 de enero destronó al Siri Salido del campeonato mundial pluma OMB. Derribó cuatro veces a un guerrero probado como Salido y fue arrolladoramente superior hasta que la pelea se tuvo que ir a la decisión técnica al terminar el octavo round al recibir un cabezazo accidental que le rompió la nariz. García fue superior por 9 y 10 puntos en las tarjetas. Con ello, Mikey García dio un golpe de autoridad se coronó campeón mundial derrotando a un campeón duro y experimentado.

La primera exposición del título le llegó ante el puertorriqueño Juanma López, un pegador temible que buscaba re encarrilar su carrera tras perder dos guerras contra el propio Siri Salido. Mikey perdió el título en la báscula, pero la pelea se realizó y García le dio una lección a Juanma, a quien derribó dos veces antes de que el réferi detuviera las acciones en el cuarto round.

Por sus problemas para dar el peso pluma, Mikey García subió a súper pluma y desafió al campeón OMB, el boricua Rocky Martínez. Fue una pelea entretenida y competida, e incluso Martínez derribó a Mikey en el round dos. Pero a base de poder, Mikey García empezó a volcar el combate a su favor y en el octavo round liquidó el combate con un imponente gancho al hígado que dejó a Rocky Martínez retorciéndose sobre la lona.

Mikey García se ganó el mérito a ser la “Revelación del 2013” pero sus blasones en este año también pueden valerle para ser el mejor peleador del 2013.

2. Gennady Golovkin. El kazajo es un caso especial. Entró al 2013 ya como campeón mundial AMB, pero con un nivel de oposición discreto. Todo mundo veía en el medallista de plata en Atenas 2004 a un peleador demoledor, pero le hacía falta confirmarse ante rivales de mayor exigencia. Él lo sabía y se impuso un ritmo desenfrenado: cuatro peleas en el año ante peleadores contendientes en la división.

Ya en 2013 despachó por la vía de la brutalidad a Gabriel Rosado, Nobuhiro Ishida, Matthew Macklin y Curtis Stevens. Fueron cuatro rivales que quizás no están en la élite del boxeo, pero que sí eran peleadores respetables en la división.

Con esos cuatro triunfos, Golovkin pasó de ser una promesa a ser una muy temible realidad en la categoría. Ahora falta que enfrente a peleadores de la élite en la división, quizás Martínez, Quillin, Murray, Sturm, Geale o Barker. Pero falta, también, que alguno de esos peleadores acepte pelear con él.

El nombre de Golovkin ya se mencionar para enfrentar a los más grandes rivales a su alcance en peso. Sin duda, uno de los peleadores que más avanzó su carrera en este 2013.

3. Juan Francisco “Gallo” Estrada. A finales del 2012, el mexicano Juan Francisco Estrada nos había dado muestras de lo que podía hacer. Dio una pelea memorable, de las mejores de ese año, frente al nicaragüense Román “Chocolatito” González en disputa del campeonato mundial mini mosca de la AMB. A pesar de lo cerrado de la pelea, el “Gallo” se quedó corto y perdió una decisión unánime.

Pero el 2013 sería su año. En abril, a peleando en la división mosca consiguió uno de los triunfos más importantes en años recientes para el boxeo mexicano, y sin duda, una de las máximas sorpresas del 2013. Derrotó al mejor mosca del momento, Brian Viloria, con una demostración suprema de boxeo para destronarlo de los títulos AMB y OMB en una explosiva decisión dividida.

El Gallo demostró ser un peleador completo. Tiene una técnica suprema, una pegada respetable, buenas cualidades defensivas especialmente en la cintura. En lo mental es un peleador inteligente que sabe leer bien la pelea y ajustar su plan de combate sobre la marcha para aprovechar mejor su muy completa gama de recursos boxísticos. Eso quedó claro en la primera defensa de sus títulos ante el fuerte filipino Milan Melindo a quien superó en una holgada decisión unánime.

Estrada arrancó el año como un joven que había sido derrotado en su primera pelea grande, pero lejos de decepcionarse, trabajó al doble para derrotar a uno de los peleadores más temidos del momento como Viloria.

4. Ruslan Provodnikov. El ruso es una de las más agradables novedades en el boxeo mundial de élite en la actualidad. Arrancó el año siendo un peleador de “viernes”, y se ganó un lugar protagónico en Top Rank.

Y es que Provodnikov se enfrascó en una pelea memorable, llena de brutalidad, candidata a mejor pelea del año, con Timothy Bradley en marzo pasado. El ruso tuvo al campeón welter OMB al borde del nocaut varias ocasiones, pero no pudo liquidarlo.

Con esa pelea, Ruslan Provodnikov ganó respeto. Todo mundo lo volteó a ver y lo catalogó como un peleador que da espectáculo, frontal, pegador, un fajador tradicional, con mucha acción en su boxeo.

Esa actuación le valió quedarse en la baraja de súper ligeros y welters que tiene Bob Arum en Top Rank, y se ganó también la oportunidad de regresar a súper ligero y disputarle el campeonato mundial OMB a Mike Alvarado. Esa noche, el 19 de octubre pasado, Provodnikov fue un tanque, derribó dos veces a Alvarado en el octavo round y luego en el décimo estuvo a punto de liquidarlo, al grado de que Alvarado se fue a la esquina equivocada al terminar el round y el réferi tuvo que detener el combate con la anuencia del peleador.

La forma tan brutal en que liquidó a un guerrero de muchas batallas como Mike Alvarado le sumó respeto a Provodnikov. Dos grandes pelead ante Bradley y Alvarado le valieron al ruso para pasar de ser un peleador de “viernes” a un campeón mundial y protagonista de grandes carteleras

5. Adonis Stevenson. Es cierto, un peleador de 36 años normalmente no sería aspirante a un premio de revelación, pero también es cierto que Adonis Stevenson pasó varios años en la cárcel durante su juventud y eso retrasó el progreso de su carrera.

Así que fue hasta el 2013 cuando finalmente Adonis Stevenson alcanzó un campeonato mundial, el semi pesado del CMB en junio de 2013. Y lo hizo de una forma impresionante, que dejó perplejos a propios y extraños. Noqueó en el mismo primer round a Chad Dawson, un ex libra por libra, y lo hizo con una mano que aterrorizaría la división: la izquierda.

Stevenson siguió la inercia con otro triunfo ante otro contendiente en la división como Tavoris Cloud a quien obligó a la rendición al final del round siete para hacer su primera defensa del cinturón. Y cerró el año con otro nocaut brutal frente a Tony Bellew en el round seis.

Con su muestra de poderío, Adonis Stevenson le dio nueva vida y acción a una división semi pesada que parecía insípida.

Y sí, demostró también que puede haber revelaciones que lleguen tarde: a los 36 años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres