Blogia
BEISBOL 007

PELENCHÍN LUCIÓ MEJOR QUE ESTRELLA

 

 

 

Por Andrés Pascual

Celestino “Pelenchín” Caballero pertenece a la relativamente poca cantidad de peleadores de gran estatura para divisiones pequeñas, digamos que pluma o superpluma, última en la que perdió el sábado pasado contra el mexicano Adrián Estrella por decisión unánime en Los Mochis.

El itsmeño de guardia rara, un poco a lo Archie Moore, otro a lo Roy Jones jr, pero más parado, cuyo único similar es el cubano Rancés Barthelemy, tiene un antecedente en su patria: Panamá Brown medía 6' y peleaba como peso gallo. Caballero mide 5'11.

También entre 1958-1962, un mosca cubano de 5'11 ½ impuso respeto no solo por su estatura, sino por su pegada, pero Hiram Bacallao decidió regresar a su país en vez de quedarse en EUA y ganar una faja que, según muchos cronistas de la época, hubiera sido posible tal vez a principios de 1964.

Caballero ha sido uno de los buenos peleadores de divisiones pequeñas en los últimos 20 años, de estilo feo, pero con superioridad por su largo jab y porque ha gozado de aceptable poder, que le ha propiciado anestesiar a 24 contrarios en 43 peleas (37 victorias en total) con 6 derrotas, una de ellas por nocao.

A los 38 años, el panameño decidió enfrentar a Adrián Estrella, novato mexicano de 22 cuyo récord, después del pleito entre ambos, es de 19-0 y 17 nocaos.

A pesar de que sonó de lo lindo a Caballero (2 117-107 y 1 115-109, unánime), a pesar de que lo tiró 4 veces (una gratis para el referí en el 10mo, porque el perdedor no cayó ni rozó guantes con la lona), no pudo noquearlo. Después de cada knockdown, el ex campeón mundial se levantaba, a veces mejor; otras peor y seguía en la pelea.

Aparentemente, al suramericano le afectó más la ausencia de ring durante 11 meses que el castigo del vencedor, porque no concluyó el pleito groggy y dio la impresión de que estuvo overtrainning, ya que caía, pero se levantaba; golpeaba, pero no podía lastimar al azteca.

El 30 de noviembre del año pasado, Caballero le ganó por nocao en 2 rounds en pelea a 8 a Jimmy Aburtu en Panamá; mientras, Estrella había peleado por última vez el 5 julio del año en curso, cuando le ganó una decisión únanime en 12 capítulos a Dante Jordum.

Estrella es un peleador prometedor, pero, si a pesar de su elevado promedio de nocaos con respecto a peleas efectuadas no pudo o no supo liquidar por anestesia general a Caballero, realmente no tiene la dinamita que aparenta, porque hablamos de un peleador envejecido, fuera de forma y muy débil, al que otro pegador de relativa importancia hubiera puesto a dormir desde que se levanto la primera vez.

Porque se paró y siguió a la edad que tiene, cuando le está diciendo adios al pugilismo, el paisano de Ismael Laguna lució mejor que Estrella, que no quiso tener en cuenta que, a los boxeadores en el estado en que boxeó Pelenchín, no se les puede permitir que concluyan de pie un pleito.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres